martes, 7 de junio de 2011

Confección del Manual de Uso y Mantenimiento de la Instalación Térmica según el RITE 2.007

Con la reciente aplicación del NUEVO RITE ha aparecido la obligatoriedad de realizar un nuevo documento, el cual forma parte de la documentación de la instalación: el Manual de Uso y Mantenimiento.

En instalaciones de más de 70 kW el Manual será redactado por el proyectista de la instalación, el cual incluirá en el proyecto:
- Justificación de que la solución adoptada cumple con las exigencias de:
ü  Bienestar e Higiene especificadas en la IT 1.1.3.
ü  Eficiencia energética especificadas en la IT 1.2.3.
ü  Seguridad especificadas en la IT 1.3.3.
- Las características técnicas mínimas que deben cumplir los equipos y materiales, garantías de calidad y control de recepción en obra.
- Pruebas y verificaciones a realizar.
- Manual de Uso y Mantenimiento de la Instalación Térmica realmente ejecutada.

Pero en las instalaciones hasta 70 kW el citado Manual deberá ser realizado por el instalador habilitado que ha diseñado la instalación.

Una vez finalizado el montaje de la instalación el instalador, o, el director técnico de la instalación en instalaciones de más de 70 kW, deberá hacer entrega al titular de la misma:
Ø  Proyecto o Memoria Técnica de la instalación en el que se recojan las modificaciones realizadas (las cuales deberán haber sido autorizadas por el director de obra, cuando participa, y siempre, previa conformidad de la propiedad).
Ø  Manual de Uso y Mantenimiento de la instalación realmente ejecutada.
Ø  Relación de materiales y equipos realmente instalados, con indicación de las características técnicas y de funcionamiento, junto con su documentación de origen y garantía.
Ø  Resultados de las pruebas efectuadas (IT 2).
Ø  Certificado de la instalación diligenciado ante el Órgano Territorial Competente de la CC.AA.
Ø  Certificado de Inspección Inicial, si es preceptivo, dependiendo de la Comunidad Autónoma.
Esta información pasará a formar parte del Libro del Edificio.

Este Manual de Uso y Mantenimiento no puede ser un manual genérico que entreguemos en todas las instalaciones térmicas proyectadas, pues debe estar particularizada a la instalación concreta. Ni sirven los manuales de los fabricantes de equipos y componentes de la instalación.
Hagamos un ejemplo de la información a desarrollar en un Manual, la cual está destinada al usuario de la instalación y por tanto, y al igual que el proyecto técnico debe redactarse de una manera clara y sin tecnicismos.
Vamos a realizar el Manual de Uso y Mantenimiento de la instalación alimentada con un generador a gasóleo cuyo esquema se adjunta a continuación:


Instrucciones de Seguridad, Manejo y Maniobra:
Su objetivo es reducir el riesgo de que los usuarios u operarios sufran daños durante el uso de la instalación.
Las Instrucciones de Seguridad deben contener indicaciones sobre:
  •        Paradas de los equipos antes de intervenir.
  •        Desconexión de la corriente eléctrica antes de manipular un equipo.
  •       Colocación de advertencias durante las reparaciones o comprobaciones de los equipos.
  •        Indicaciones de seguridad para distintas: presiones, temperaturas, intensidades eléctricas, etc.
  •        Cierres de válvulas antes de abrir un circuito hidráulico.
Estas instrucciones estarán, además, claramente visibles antes del acceso y en el interior de las salas de máquinas cuya potencia exceda los 70 kW.
Las Instrucciones de Manejo y Maniobra, deben servir para efectuar la puesta en marcha y parada de la instalación, de forma parcial o total. Estas nos darán información sobre:
  •        Secuencia de arranque.
  •        Limitaciones de puntas de potencia eléctrica, evitadas mediante la puesta en marcha secuencial (no simultánea)  de los diversos motores eléctricos.
  •        Funcionamiento del sistema de enfriamiento gratuito en invierno y en verano.
Estas instrucciones estarán, además, claramente visibles  en el interior de las salas de máquinas y locales técnicos, cuya potencia exceda los 70 kW.
Programa de Funcionamiento:
El diseñador del sistema térmico conoce perfectamente las condiciones de funcionamiento previstas en el diseño del proyecto de la instalación y por tanto debe especificarlo en esta parte. Indicando:
  • Horarios de funcionamiento.
  • Orden de puesta en marcha y parada de los equipos.
  • Programa de modificación del régimen de funcionamiento.
  • Programa de paradas intermedias del conjunto o parte de equipos.
  • Programa de funcionamiento de fines de semanas y condiciones de funcionamiento excepcionales.
Este programa sólo se desarrollará en instalaciones de potencia superior a 70 kW.
Programa de Mantenimiento Preventivo:
La Tabla 3.1. del Reglamento de Instalaciones Térmicas recoge los elementos de la instalación que deben tener este mantenimiento y la frecuencia de actuación mínima según su potencia (menor, o mayor que 70 kW).
Así en el ejemplo se indicarían:
Operaciones de Mantenimiento Anuales:
  •       Revisión general de la caldera.
  •       Comprobación de estanqueidad en tuberías.
  •       Revisión del estado del aislamiento térmico.
Operaciones de Mantenimiento a realizar dos veces por temporada, con una diferencia de tiempo mínima de 2 meses:
  •       Limpieza del circuito de humos de caldera y chimenea.
  •       Revisión del material refractario.
  •       Comprobación de estanqueidad en válvulas.
  •       Limpieza filtros de agua.
  •       Revisión del sistema de control automático.
Operaciones de Mantenimiento Mensuales:
  •       Limpieza del quemador de la caldera.
  •       Comprobación del cierre entre quemador y caldera.
  •       Revisión del vaso de expansión.
  •       Comprobación del nivel de agua.
  •       Comprobación del tarado de los elementos de seguridad.
  •       Revisión de la bomba.

Programa de Gestión Energética:
La tabla 3.2. indica las evaluaciones periódicas del rendimiento a realizar a los generadores en función de su potencia: entre 20 y 70, más de 70 y hasta 1.000, o más de 1.000 kW.
En este ejemplo se indicará que se debe realizar este control trimestral midiendo y registrando los valores de:
v  Temperatura a la entrada y salida del generador.
v  Temperatura ambiente del local o sala de máquinas.
v  Temperatura de humos.
v  Porcentaje de CO y CO2.
v  Opacidad.
v  Tiro en la caja de humos de la caldera.
Todos estos valores los miden los analizadores de combustión usados habitualmente por los mantenedores. También nos permiten obtener el valor instantáneo del rendimiento, rendimientos medios en durante un periodo de tiempo ajustable, así como descargar los datos obtenidos en el ordenador para facilitar los informes que debe emitir la empresa mantenedora dentro de sus labores de asesoramiento energético al titular de la instalación.

El rendimiento no deberá ser inferior en 2 unidades con respecto al determinado en la puesta en servicio de la instalación. Ello indicará que el generador está sucio, o el quemador mal ajustado, o se ha deteriorado algún componente del grupo térmico.
Otra información que debería indicarse en el Manual de Uso y Mantenimiento:
Dado que este documento son las instrucciones que recibe el usuario o titular de la instalación quizá deba indicarse otras informaciones que le serán de utilidad a efecto de conocer las características de su instalación y sus obligaciones como titular.
Ø  Esquema de Principio de la Instalación. Que además figurará en el interior de la sala de máquinas.
Ø  Citar la obligatoriedad de suscribir un contrato de mantenimiento al ser la instalación de potencia superior a 70 kW.
Ø  Recordar que se ha de emitir, por parte de la Empresa Mantenedora, un Certificado Anual de Mantenimiento, según modelo oficial de la CC.AA.
Ø  Indicar la obligatoriedad de realizar las inspecciones establecidas en el nuevo RITE:
o   Periódica cada 2 años en este caso por ser gasóleo.
o   Completa cada 15 años.
En las inspecciones se comprobará el registro oficial de las labores de mantenimiento, para comprobar su realización, así como el cumplimiento y adecuación del Manual de Uso y Mantenimiento a la instalación existente.
Ø  El titular es responsable de encargar el mantenimiento, que se realice y de guardar todas las actuaciones realizadas en la instalación térmica, durante al menos 5 años, bien sean labores de mantenimiento preventivo, correctivo o reparaciones. Todas estos documentos deberá consignarlos en el Libro del Edificio.
Ø  El usuario debe recibir anualmente, por parte de la empresa mantenedora, la evolución del consumo de energía y agua, con el fin de poder detectar posibles desviaciones y tomar medidas oportunas.
Ø  La empresa mantenedora asesorará al titular recomendando mejoras o modificaciones, así como de uso y funcionamiento que redunden en una mayor eficiencia energética de la instalación, siempre justificadas en base a su rentabilidad energética, medioambiental y económica.
La Empresa de Mantenimiento habilitada, al hacerse cargo del mantenimiento de una instalación térmica debe recibir por parte del titular de la misma una copia del Manual de Uso y Mantenimiento de la Instalación, para realizar sus labores de acuerdo a las instrucciones especificadas en el mismo.
Será obligación del mantenedor habilitado la actualización y adecuación permanente de la documentación contenida en el Manual a las características técnicas de la instalación.
No viene establecido en el RITE pero en el caso de no existir Manual de Uso y Mantenimiento, pues es un requisito del RITE 2007, la Empresa Mantenedora deberá confeccionarlo. Ello es requerido por diversas CC.AA. (por ejemplo en Castilla La Mancha) y así debe indicarse en el Certificado Anual de Mantenimiento.

Tienes más impresos para realizar tramitaciones de instalaciones térmicas en la siguente página de este blog:

Tienes más información sobre reglamentación acutalizada de diversos reglamentos (gas, instalaciones petrolíferas, contraincendios, etc.):

 Y aquí una lista de artículos técnicos del blog que pueden ser de tu interés:


No hay comentarios:

Publicar un comentario